Putin-Xi-Jinping-Rusia-China-Venezuela-Maduro

Rusia, China y Cuba dieron su apoyo a Maduro

En las últimas 48 horas estuvimos informando todo en cuanto a lo acontecido en el marco de la situación de Venezuela, que alcanzó su más alto nivel de tensión precisamente en la tarde del 23 de enero.

Lo que está pasando en Venezuela ahora

En el marco del aniversario número 61 de la vuelta a la democracia y con movilizaciones en contra y a favor de Maduro por toda Caracas, Juan Guaidó se autoproclamó presidente de Venezuela, respaldado por cientos y cientos de miles de civiles.

Guaidó, ingeniero y presidente de la Asamblea Nacional, se juramentó durante las movilizaciones que conmemoran el retorno democrático en Venezuela. El hecho fue transmitido en vivo a todo el mundo y tuvo respaldo en casi toda la región.

Guaido-presidente-Venezuela-Trump-Maduro

El primero fue Donald Trump, que inmediatamente reconoció a Guaidó como el nuevo presidente de Venezuela. Como acostumbra hacerlo el presidente estadounidense, realizó su proclama a través de la red social Twitter. Minutos después, lo mismo harían los máximos mandatarios de toda la región. A excepción de la Bolivia, El Salvador, Nicaragua, México y Uruguay.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, Ecuador y Paraguay fueron los primeros en replicar la acción de Trump. Con la misma proclama continuaron Canadá, Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala.

Mientras tanto, Evo Morales expresó su absoluto apoyo a Nicolás Maduro, así como su total rechazo a lo que refirió como una nueva intromisión estadounidense en América Latina que, esta vez, buscaría un golpe de estado en Venezuela.

México y Uruguay apelaron al diálogo y la mesura para evitar la violencia entre el pueblo venezolano. Además, la administración de Andrés Manuel López Obrador y Tabaré Vázquez ofrecieron mediar el conflicto.

En la tarde de ayer, 24 de enero, Maduro aceptó la propuesta méxico-uruguaya para el diálogo entre oficialismo y oposición.

Rusia, China y Cuba dieron su apoyo a Maduro

Ayer, la Presidencia de Rusia publicó en Twitter un comunicado oficializando el apoyo ruso a Maduro. Allí se advierte que Vladimir Putin realizó una llamada telefónica a su par bolivariano. El comunicado destaca que Putin:

«(…) expresa su apoyo a las legítimas autoridades venezolanas en medio del agravamiento de la crisis política interna provocada desde el exterior del país».

Además, allí se advierte que «la injerencia de los Estados Unidos podría desatar un “baño de sangre” en Venezuela». Al comunicado oficial, publicado por el Kremlin, se sumó el gobierno de Xi Jinping.

China siguió los pasos de Rusia bajo la misma postura, señalando su repudio a la «intrusión en asuntos internos» por parte de Estados Unidos en Venezuela. En este sentido, en la rueda de prensa diaria china, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Hua Chunying señaló:

«China apoya los esfuerzos del Gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, independencia y estabilidad (…) El 10 de enero, China y muchos otros países y organizaciones internacionales enviaron representantes a la ceremonia de toma de posesión del presidente Maduro».

Conjuntamente, Hua destacó que China se opone a la interferencia en los asuntos internos de Venezuela y deseó que la comunidad internacional desarrolle «esfuerzos en este sentido», para poner fin al conflicto.

Al unísono, Cuba, Turquía, Siria e Irán se pronunciaron en la misma línea. Los cuatro países apoyaron a Maduro y repudiaron lo que han catalogado como una nueva intromisión estadounidense en la política latinoamericana.

Minutos atrás, Vladimir Putin se reunió con el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe y el Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Entre otras cosas, reiteraron «la posición de Rusia sobre la inadmisibilidad de cualquier interferencia externa en la situación política interna de ese país», según acaba de informar la Presidencia de Rusia.