Perú: Congreso aprueba moción de confianza a Gobierno de Martín Vizcarra

Perú: Congreso aprueba moción de confianza a Gobierno de Martín Vizcarra

En Perú, el congreso aprueba moción de confianza a Gobierno de Martín Vizcarra y evita así la disolución. El desenlace pone en marcha el estudio y aprobación a cinco proyectos de reformas políticas. La desaprobación del congreso por parte del pueblo peruano, asimismo, alcanzó el 80 %. A continuación, los detalles.

Congreso peruano aprueba moción de confianza a Gobierno de Martín Vizcarra

Este miércoles, el Congreso de Perú finalmente aceptó la cuestión de confianza presentada por el presidente, Martín Vizcarra. Ello como parte de su plan para realizar reformas políticas que útiles en la lucha contra la corrupción en Perú. Y evitando así la disolución de un congreso con un 80 % de desaprobación por parte de la población.

Fueron dos días de intenso debate en el congreso, según consignan los medios locales, pero el Pleno del Congreso de Perú aprobó entonces el pedido de confianza y la revisión de cinco proyectos de reformas políticas solicitadas por el actual gobierno. Más precisamente, con 77 votos a favor, 44 en contra y tres abstenciones, el Gobierno de Vizcarra alcanzó una breve victoria.

De este modo, las medidas anticorrupción entrarán en rigor. No obstante, de haberse negado la confianza, el presidente quedaba habilitado para cerrar el Congreso y llamar a nuevas elecciones legislativas. Esta serie de reformas constitucionales buscan, entre otros aspectos, que se elimine el voto preferencial, la implementación de un Congreso bicameral (con senadores y diputados) y que se supervise la financiación de las campañas políticas.

¿Qué es la cuestión de confianza?

Técnicamente, la cuestión de confianza es un mecanismo constitucional que, de haberse negado, habría cerrado Congreso. Consecuentemente, implicaría la convocatoria a un nueva instancia de elecciones legislativas.

El mecanismo es, en esencia, una respuesta directa a la cámara, a la que Vizcarra ya ha acusado de boicotear sus iniciativas de reforma política previamente. En septiembre de 2018, de hecho, Vizcarra había presentado el mismo mecanismo.

Ello luego de varias semanas sin ver avances en los proyectos de reformas anticorrupción presentados al Legislativo. Esta es la razón por la que, en Perú, mucha gente le considera una victoria.