Paraguay: Gobierno se propone ahorrar USD 600 millones en malgasto público

Paraguay: Gobierno se propone ahorrar USD 600 millones en malgasto público

En Paraguay, el Gobierno se propone ahorrar USD 600 millones en malgasto público para el 2020. Para esto, se trabajará en la reestructuración de las inversiones del Estado, como cuestiones salariales, malgasto y compras públicas. La instancia fue desarrollada entre los tres poderes (Ejecutivo, Legisla­tivo y Judicial) y se concretó en un decreto presidencial. Veamos, a continuación, algunos detalles.

Paraguay buscará ahorrar 600 millones de dólares en malgasto público

Para optimizar el gasto público, el Estado paraguayo reunió a sus tres poderes este lunes en el Palacio de Gobierno. Entre otros participantes, en la cumbre estuvo el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez; el titular del Congreso, Blas Llano; y el de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Eugenio Jiménez Rolón.

Desde tal instancia, se anunció que el Gobierno de Paraguay buscará ahorrar 600 millones de dólares en malgasto público. Y ello quedó establecido en un decreto presidencial que se compromete a paralizar las contrataciones de funcionarios del Estado y reducir los gastos corrientes, con el objetivo de recaudar cerca de 50 millones de dólares para antes de que culmine 2019 y 600 para 2020, pudiendo así hacer frente al déficit de la Administración.

Restringir los gastos del Estado

Según recoge el medio local La Nación, el ministro de Hacienda, Benigno López, habló en representación del Poder Ejecutivo. En este sentido, mencionó que se acordó con los demás poderes trabajar sobre la estructura y organigrama del Estado, la cuestión salarial, com­pras públicas y el punto refe­rente al sistema de protec­ción social. Mediante esta serie de medidas se estima alcanzar un ahorro de unos USD 600 millones, de acuerdo a López.

El decreto determina el cese de nuevas contrataciones de personal público, así como la congelación de los sueldos de funcionarios. Además, restringe determinados gastos, como la compra de vehículos, equipamiento de oficina, pasajes aéreos de primera clase o servicios de protocolo y cáterin, tal como se había propuesto semanas atrás.

Sobre este aspecto se refirió Óscar Llamosas, viceministro de Administra­ción Financiera. De acuerdo a lo referido por el subsecretario: «(…) la idea es restringir en lo que va del año ese tipo de contra­tos y también modificaciones de estructura que tengan un impacto fiscal».

Asimismo, en el encuentro también se debatieron otros problemas de la gestión pública. Entre estas, por ejemplo, la aprobación de leyes en el Congreso, como la reciente Ley de Jubilación Médica, que carecen de un presupuesto para ejecutarse.