alcalde finge ser indigente

México: alcalde finge ser indigente y descubre maltratos cometidos por sus funcionarios

En Cuauhtémoc, México, alcalde finge ser indigente y descubre maltratos cometidos por sus funcionarios. Como resultado, Carlos Tema, el alcalde en cuestión, despidió a tres empleados de su municipio. Además, aseguró llevarse un fuerte disgusto con la situación. Veamos, a continuación, algunos detalles.

Alcalde finge ser un indigente lisiado para comprobar el maltrato que sufren

Carlos Tema, el alcalde de Cuauhtémoc (Chihuahua), anunció el despido de por lo menos tres funcionarios de su municipio y un procesamiento al guardia a cargo de los elevadores en el edificio donde se encuentra su despacho. Debido a las incesantes denuncias de maltrato recibidas en su despacho, Tema optó por tomar una medida fuera de lo común y decidió fingir ser un indigente en silla de ruedas. Así experimentar en carne propia la realidad de estas personas en relación con el trato recibido.

Sin embargo, según declaró, se llevó una gran decepción. Posteriormente, la autoridad anunció despidos y un proceso disciplinario. En diálogo con el medio Televisa, Tema dijo «quiero decirles que fue una experiencia amarga, no fue nada fácil».

Disfrazado con una venda en los ojos cubriéndole el rostro, lentes oscuros y una mantilla, el alcalde se dirigió hasta Dirección de Desarrollo Social de su municipio para solicitar ayuda. No obstante, según relató, grande fue su decepción al ser maltratado por su personal. Según lo declarado en entrevista con W Radio, el 4 de julio se dirigió así a la secretaría. Allí solicitó una despensa: apoyo alimentario que reciben las personas en situación de vulnerabilidad.

Sin embargo, luego de que nadie le ayude a ingresar a las oficinas, una mujer de «mala gana» le dijo que ahí no daban despensas y que fuera a recogerla a otro edificio. Posteriormente, otra mujer se acercó y confirmó que sí le darían lo que solicitaban.

Más tarde, subió hasta sus oficinas y solicitó hablar con el alcalde y con el secretario del Ayuntamiento. Empero, lo hicieron esperar con el pretexto de que el segundo estaba ocupado.

Cuando el alcalde que fingió ser un indigente lisiado finalmente se puso de pie y descubrieron su identidad «se quedaron como si hubieran visto un fantasma», relató Tema.