Bolsonaro Brasil armas calles

Más de 19 millones de personas podrán portar armas en las calles de Brasil

Tras el decreto oficial del Gobierno de Jair Bolsonaro de este martes, más de 19 millones de personas podrán portar armas en las calles de Brasil. Entre otros aspectos, permite el porte de armas de fuego a 20 profesiones, como políticos, abogados y periodistas. Alcanza con tener más de 25 años, carecer de antecedentes penales y presentar un certificado de aptitud psicológica. Los detalles, a continuación.

Decreto permite que más de 19 millones de personas porten armas en Brasil

Este martes, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó un decreto para que más de 19 millones de personas podrán portar armas en las calles de Brasil. El Decreto 9785/19, publicado en el Diario Oficial de la Unión, extiende ampliamente el acceso ciudadano a las armas. Además, facilita el porte para 20 profesiones diferentes, desde políticos, abogados y periodistas a conductores y agentes de tránsito.

Conjuntamente, el decreto también habilita a que dirigentes de clubes de tiro, propietarios de tiendas de armas, residentes en áreas rurales, agentes de tráfico, transportistas, trabajadores de empresas de seguridad privada y trabajadores de empresas de transporte de valores, entre otros, también puedan circular armados. De esta manera, más de 19 millones de personas podrán portar armas de fuego en las calles de Brasil.

Un «absoluto desastre» que «hiere de muerte» al Estatuto del Desarme

Para todas estas profesiones, el Gobierno brasileño eliminó el requisito en vigor desde el Estatuto del Desarme de 2003. Este exigía que quienes tuviesen interés en usar armas, debieran demostrar la necesidad de contar con esa protección ante la Policía Federal. Por esta razón, especialistas brasileños califican el hecho como un «absoluto desastre» que «hiere de muerte» al Estatuto del Desarme.

Basta con ser mayor de 25 años, no tener antecedentes penales y presentar un certificado de aptitud psicológica para armarse. Desde ahora, las personas tendrán derecho a circular armadas por la vía pública. Es decir, lo opuesto a la tenencia, que solo permite tener una en una propiedad privada (residencial, rural o comercial).

Brasil y EE. UU.: países con más muertes por armas de fuego (y con más flexibilidad en porte y tenencia)

Bolsonaro cancela viaje a Nueva York

Según el ministro de la Casa Civil, Onyx Lorenzoni, la norma abarca «toda la extensión del área particular del inmueble» en que vive el titular del registro de arma, aún en caso de propiedad rural. En enero de este año, Jair Bolsonaro firmó también otro decreto que flexibilizó las normas para la tenencia de armas. Allí, entre otras cosas, eliminó la obligatoriedad de demostrar la necesidad de contar con un arma para toda la ciudadanía.

Bolsonaro dijo que, con esta nueva medida, fue hasta «el límite de la ley». Además, mostró su satisfacción frente a una amplia representación de parlamentarios de la llamada «bancada de la bala», el grupo que representa los intereses de la industria armamentística.

Adicionalmente, el presidente brasileño también explicitó su intención de facilitar la importación de armas. Lo mismo con la instalación de fabricantes de armas extranjeras en Brasil, así como la facilitación del porte y la tenencia de armas para cualquier persona.

La firma del decreto se dio el mismo día en que Brasil se conmocionó por la muerte de un niño de 7 años. Fue en Mato Grosso, donde el niño recibió por accidente un disparo por el arma de fuego de su abuelo.

Actualmente, Brasil y Estados Unidos son los dos países con más muertes por armas de fuego en el mundo, siendo también los dos con las leyes más flexibles en cuanto al porte y la tenencia. Además, también son los países que registran mayor cantidad de tiroteos en escuelas y centros de estudios. Y, en promedio, en Brasil muere un niño o adolescente por arma de fuego cada una hora. Todos estos datos se pueden corroborar aquí, en el Global mortality from firearms (1990−2016).