La deforestación del Amazonas aumentó casi un 90 % en apenas un año

La deforestación del Amazonas aumentó casi un 90 % en apenas un año

La deforestación del Amazonas aumentó casi un 90 % en apenas un año, desde que Jair Bolsonaro flexibilizó las leyes ambientales. El presidente brasileño ya había eliminado el Ministerio de Medioambiente, relegando la preservación de las tierras indígenas, la protección del patrimonio cultural de los pueblos originarios y las reservas naturales de la Amazonía a un segundo plano para priorizar los intereses del sector agroindustrial de Brasil. Según se advierte desde la comunidad científica, el hecho representa un riesgo extremo. No solo para el país y toda América Latina, sino para el mundo entero. Veamos, a continuación, algunos detalles.

Deforestación del Amazonas aumentó casi un 90 % en un año

El área de deforestación en la Amazonia de Brasil creció más de un 88, 4 % en junio en comparación con igual período de 2018. De acuerdo a lo detallado por especialistas del Instituto Nacional de Pesquisas (INPE), implica un total de 920 kilómetros cuadrados. En 2018, en tanto, alcanzó los 500. Se trata del segundo mes consecutivo de alto incremento en la destrucción de la selva amazónica.

Desde que el presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro, eliminó el Ministerio de Medioambiente y otorgó sus responsabilidades al de agricultura, flexibilizando también las leyes de protección y preservación de la Amazonía, la situación alcanza así un nivel de peligro extremo. 

El análisis de la situación que evidenció un aumento del 88,4 % en la deforestación son, de hecho, provisionales. Asimismo, da un indicio de la cifra anual oficial, basada en imágenes más detalladas y medidas para los 12 meses hasta finales de julio. Y ya indican que superará la cifra del año pasado.

Durante los 11 primeros meses, la deforestación alcanzó los 4565 kilómetros cuadrados. Esto representa un aumento del 15 % en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Por minuto, desaparece un estadio y medio de fútbol de selva en la Amazonía

Mientras tanto, desde diversos grupos ecologistas advierten que las fuertes declaraciones de Bolsonaro en favor del desarrollo de la Amazonía, criticando también a la agencia de supervisión medioambiental Ibama por generar «demasiadas multas» animarán todavía a los leñadores y ganaderos, que buscan beneficiarse de la deforestación. Esto hará que la situación siga empeorando, poniendo en peligro al ecosistema más importante del mundo. Además, los pueblos indígenas se ven cada vez más afectados, las inundaciones serán cada vez mayores y la contaminación del planeta seguirá aumentando.

Paulo Barreto, investigador de la ONG brasileña Imazon, señaló que «Bolsonaro ha agravado la situación». Para Barreto, tanto por sus políticas como por su «fuerte ataque retórico», Bolsonaro representa un peligro para la Amazonia. Conjuntamente, el especialista Paulo Adario, de Greenpeace, ha comentado que «todo indica» que la deforestación ha empeorado con Bolsonaro. Asimismo, confía en que los nuevos datos obliguen al Gobierno brasileño a actuar. En este sentido, señaló: «Cuando tengan los números definitivos, si realmente es mucho, será una pesadilla para Bolsonaro».