FMI-Christine-Lagarde-Mauricio-Macri-G20

FMI sugiere que las personas trabajen más años y cobren menos jubilaciones

Mauricio Macri aseguró que sus políticas apuntan a proteger a la tercera edad, sin embargo, la realidad genera dudas: el FMI sugiere que las personas trabajen más años y cobren menos jubilaciones. A continuación, las sugerencias en detalle.

El FMI sugiere que las personas trabajen más años, pero cobren menos jubilaciones

Argentina es el país más endeudado con el FMI. Además, es uno de los países que más deudas generó desde el Gobierno de Mauricio Macri. Hasta la fecha, para el Fondo Monetario Internacional, el equipo de Cambiemos ha cumplido con todo plan sugerido. Ello como condición del préstamo Stand-by.

Ahora, el ente dirigido por Christine Lagarde se ha enfocado en las personas de la tercera edad. El FMI sugiere que las personas trabajen más años y cobren menos jubilaciones. Más específicamente, se sugiere que la población argentina extienda los períodos de trabajo y baje las jubilaciones. Ello a través de la reducción de la tasa de reemplazo, que sería la relación que hay entre la primera jubilación que recibe un individuo y su último sueldo nominal.

El FMI pide reducir «el tamaño de los beneficios» recibidos por cada persona jubilada, según la propia definición del organismo multilateral. Sus recomendaciones generales, además de promover la extensión de la edad jubilatoria, propone una reforma del sistema previsional. Con esto se busca una mayor participación del ahorro privado. Además, se sugiere una reformulación de las leyes laborales para fomentar la inclusión de trabajadores de edad avanzada.

En el informe The Future of Saving: The Role of Pension System Design in an Aging World (El futuro del ahorro: el rol del diseño de los sistemas previsionales en un mundo que envejece), el organismo multilateral advierte sobre los peligros demográficos —y económicos— de la declinación en la fertilidad y el aumento de la longevidad.

Extensión de la edad jubilatoria y beneficios a futuro

En el informe referido también se habla del futuro del tópico y el ahorro privado. En este sentido, se advierte:

«Con las políticas actuales, los desembolsos de los sistemas previsionales públicos en las economías desarrolladas y emergentes aumentarán en un promedio de 1 y 2,5 puntos porcentuales del PBI respectivamente hacia 2050. Sin ajuste de impuestos y otros gastos, este aumento conducirá a una disminución proporcional en el ahorro público».

Mientras tanto, para eludir posibles problemas en cuentas públicas, señala que es importante «impulsar el ahorro privado para la jubilación». Lo mismo con el sistema previsional, que debe reformarse. Según el FMI:

«de manera cuidadosa para evitar cortar el bienestar de los futuros retirados o alimentar la pobreza en la tercera edad».

Finalmente, el texto resume:

«Los países que tengan una macroeconomía y un sistema jurídico que lo permitan, y con ecosistemas financieros lo suficientemente desarrollados, deberían considerar complementar el sistema previsional público con un plan de pensiones de aportación definida».

De la reforma previsional, las políticas relacionadas con el sector financiero y el mercado laboral deberían considerarse bajo esos planes. Por último, se llama a repensar las contrataciones en la actualidad: «(…) las políticas pensadas para el mercado laboral deberían orientarse hacia la participación de los trabajadores mayores, la atenuación de las brechas de género y el fin de la informalidad».