Costa Rica: Hombres no podrán ser despedidos si sus parejas están embarazadas

Costa Rica: Hombres no podrán ser despedidos si sus parejas están embarazadas

En Costa Rica, hombres no podrán ser despedidos si sus parejas están embarazadas. La medida, además de buscar mayor igualdad en cuanto a cuestiones de género, tiene como cometido seguir fortaleciendo la seguridad de aquellas personas que toman la decisión de engendrar. Veamos, a continuación, algunos detalles.

Buscan que hombres no puedan ser despedidos si sus parejas están embarazadas

Con el fin de garantizar la mayor estabilidad económica y emocional posible, así como la cobertura en seguridad social para las familias que esperan hijos e hijas, Floria Segreda presentó un proyecto de ley que busca que los hombres no puedan ser despedidos de sus empleos si su pareja está embarazada, extendiendo así el fuero que actualmente tienen las mujeres en dicha condición, según el artículo 94 del Código de Trabajo. Al proyecto se le asignó el número de expediente 21.468 y, de acuerdo con la legisladora, cada vez más hombres que asumen su papel en la crianza y bienestar de sus hijos:

«(…) dan al traste con su desempeño laboral, ya que constantemente se ven en la necesidad de solicitar permisos para asistir a citas médicas u otras tareas. Lo anterior, en algunas ocasiones depara en negativas, mal ambiente laboral, sanciones o despidos, sin que la ley les ampare».

Tal beneficio, según se señala, aplicaría tanto para parejas casadas como en unión libre. Hasta la fecha, el Código de Trabajo establece esa prerrogativa a las mujeres, pero no a sus parejas. Y, en este sentido, la diputada de Restauración Nacional señaló a medios costarricenses:

«La igualdad debe darse en ambas vías y la exclusión del trabajador que está próximo a ser padre de estos artículos del Código de Trabajo, limita un trato igualitario; además con la exclusividad de este derecho para las mujeres, se infiere que la responsabilidad directa les compete solo a ellas y esa percepción errónea debe cambiar».

Conjuntamente, la legisladora consideró que «al proteger el trabajo del padre de familia» cuando su esposa o pareja esté embarazada, «se están garantizando los derechos y la protección para la familia, así como la igualdad y la protección del niño que está por nacer».

Igualdad de género frente al arquetipo del cuidado

La reforma propuesta por la legisladora Segreda modificaría los artículos 94 y 94 bis del Código de Trabajo. De este modo, se busca brindar la protección al trabajo del hombre y que no pueda ser despedido cuando su esposa o pareja, con la que conviva en unión de hecho comprobada por una Declaración de Unión de Hecho emitida por un juez de la República, esté embarazada. A su criterio, tiene como objetivo garantizar la estabilidad económica, emocional y la cobertura en seguridad social para la familia. En este sentido, Segreda señaló:

«La sociedad exige igualdad para que las mujeres gocen de los privilegios que disfrutan los hombres en cuanto a condiciones y oportunidades de trabajo, pero la igualdad debe darse en ambas vías y la exclusión del trabajador que está próximo a ser padre de estos artículos del Código de Trabajo limita un trato igualitario; además con la exclusividad de este derecho para las mujeres, se les está discriminando ya que se infiere que la responsabilidad directa les compete solo a ella».