Jair Bolsonaro Pinochet

Senador dice a Bolsonaro: «Admiradores de Pinochet no son bienvenidos en Chile»

Jaime Quintana Leal, presidente del Senado de Chile, se negó a almorzar con Bolsonaro diciendo que los «admiradores de Pinochet no son bienvenidos en Chile». Sus declaraciones generaron polémica en la región, especialmente en tierras andinas, donde el presidente brasileño está de visita. Leal destacó que su postura «no tiene que ver con la Presidencia, sino con la persona de Jair Bolsonaro». A continuación, los detalles.

Presidente del Senado chileno dice que Bolsonaro no es bienvenido en Chile

Jaime Quintana Leal es un licenciado en letras y político de centroizquierda miembro del Partido por la Democracia . Además, el pasado martes 12 de marzo asumió la presidencia del Senado chileno, tras obtener la mayoría de votos en la Cámara Alta. En el ejercicio de su rol, fue invitado a un almuerzo con el actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Sin embargo, Quintana se negó a participar de dicho almuerzo. Además, en entrevista con  BBC News Brasil, dijo que los «admiradores de Pinochet no son bienvenidos en Chile» y que su postura «no tiene que ver con la Presidencia, sino con la persona de Jair Bolsonaro, con sus declaraciones homofóbicas, misógicas y de apología a la tortura».

De acuerdo a cifras oficiales, el general militar Augusto Pinochet ordenó el asesinato de entre 1200 y 3200 personas. Además, detuvo a 80 000 y sometió a tortura a otras 30 000. Esto durante su mandato en Chile, al que llegó tras asesinar al presidente democráticamente electo, Salvador Allende, e instaurar un golpe de estado militar.

Sin embargo, en varias oportunidades Bolsonaro dijo ser admirador del dictador Pinochet. Conjuntamente, ha dicho que Pinochet «hizo lo que había que hacer» y que «debió haber matado a más gente».

Quintana: «la amenaza no es solo para un país, es una amenaza para la humanidad»

Adicionalmente, Quintana señaló que las más recientes declaraciones de Onyx Lorenzoni, jefe de Gabinete de la Presidencia de la República de Brasil, designado por Bolsonaro, arrojan sal en una herida que aún no ha cerrado en la sociedad chilena. En este sentido, Lorenzoni también había dicho que alababa a Pinochet. Además, dijo que «Pinochet tuvo que dar un baño de sangre para arreglar la economía del país». Al respecto, Quintana añadió:

«Este es un tema muy doloroso para Chile, no solo para quien fue víctima directa de la violación de derechos humanos cometida por la dictadura (…) cuando él [Bolsonaro] se declara un admirador de Pinochet, eso algo muy fuerte. Los admiradores de Pinochet no son bienvenidos a Chile».

El senador chileno también manifestó una profunda preocupación por lo que Bolsonaro «representa». De este modo, apuntó:

«(…) a medida que sigamos endosando liderazgos que empiezan con discursos populistas, pero terminan consolidando regímenes totalitarios, la amenaza no es solo para un país, es una amenaza para la humanidad, eso sucedió en la Europa de los años 1930».

Asimismo, Quintana resaltó:

«(…) si mañana Bolsonaro o el gobierno manda un proyecto que mejora las relaciones de cooperación, eso tiene prioridad y urgencia (…), reitero que Brasil es un país con el que queremos tener el mejor entendimiento, tenemos un profundo respeto por el pueblo brasileño y tenemos una relación comercial muy buena. Brasil es muy importante para Chile y al contrario, también.»

Al llegar a Chile, Bolsonaro fue cuestionado sobre el rechazo de Quintera Leal, pero evitó profundizar la discusión. «Aquí no voy a hablar de Pinochet», dijo Bolsonaro.